GLI II - Logística de Inventarios y Almacenamiento


Como parte de su formación académica, este curso da al Estudiante conocimientos suficientes para gerenciar el subsistema de distribución física de una compañía, y para diseñar su correspondiente sistema de información gerencial, el cual le será indispensable para llevar a cabo la planeación y el control financiero de la operaciones que tiene a su cargo.

GLI II - Logística de la Producción


La producción o más específicamente, la administración de la producción continúa siendo un elemento importante de las actividades de una empresa. Algunos piensan que la producción, es decir el proceso industrial, es un desafío del pasado y que su papel en la actividad económica parece haberse disminuido y haberse hecho en gran parte secundario. Se dice incluso que, el futuro radica en la creación y venta de servicios. Pero estos argumentos son rebatibles y engañosos, pese a que en algunos aspectos la importancia de la fabricación está en disminución por el creciente número de empresas de servicios. Veamos porque.

En los países industrializados la tendencia del sector es un descenso importante en el número de empleados al igual que en el número de horas trabajadas por día. Este comportamiento es visible en países como Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Japón Italia y Francia, y se replica en menor medida en los países en vía de desarrollo como el nuestro. Pero al tiempo que el empleo disminuye, la fabricación aumenta en productividad mediante inversiones de capital y la mejora de los métodos de producción. En pocas palabras, se produce más con lo mismo o igual con menos. Tan es así, que estos incrementos en productividad compensan con creces la disminución total del empleo. De todo ello se deriva una situación en la que las empresas manufactureras aparecen como un componente estable y fundamental de las economías de los países desarrollados y por ende, de la economía mundial. En síntesis, las industrias manufactureras, macroeconómicamente hablando, todavía tienen una gran importancia.

Atrevámonos a soslayar el análisis macroeconómico y pensemos que este subestima el verdadero impacto económico de las actividades de producción, y nos encontraremos con que muchos servicios deben su existencia a la manufactura. ¿Acaso se puede pensar en los grandes almacenes de víveres que generan muchos empleos directos e indirectos sin pensar en las empresas que los proveen de artículos y productos en general? Seguramente no. También el sector servicios está a menudo íntimamente ligado al proceso industrial, ya sea como proveedor o como resultado de las actividades del mismo. ¿Podrían las empresas creadoras de software pensar en desarrollar programas para el control de procesos o la gestión de los inventarios si no existieran empresas manufactureras que demandaran de dichos servicios? ¿Podrían existir las comercializadoras de vehículos o de productos tangibles en general sin empresas ensambladoras de carros? En síntesis, la fuerza de una economía se basa en la integración entre el sector industrial y los sectores agrícolas y de servicios, lo que implica, en síntesis, que la manufactura aun es relevante.