Editorial

Lo atrayente de la publicación electrónica se asocia estrechamente a la globalización de las redes informáticas. Aunque dichas redes aparecieron apenas hace tres décadas, muchos especialistas en la materia y grupos de interés de revistas serias en el entorno académico y otras áreas importantes de investigación y conocimiento coinciden en que su desarrollo en realidad se produjo a principios de la década de los noventa con el acceso generalizado a internet (Ramos, 1998)2. Desde ese entonces, se afirma que el avance de las revistas electrónicas se ha caracterizado por un gran aceleramiento. En 1997 empezaron a surgir versiones en línea de revistas arbitradas en papel y la Asociación de Bibliotecas de Investigación de Estados Unidos registró 1,002 revistas arbitradas electrónicas en la séptima edición de su Directorio de Revistas, Boletines y Listas de Discusión Académica Electrónicos (Fosmire y Yu, 2000)3. En 2003, la compañía distribuidora de revistas y bases de datos EBSCO registró casi 9,000 revistas electrónicas, de las cuales 80% son revistas científicas (Martínez, EBSCO, México).

 

Español English Português

Henry Acuña Barrantes
Editor - Revista Academia y Virtualidad
julio-diciembre de 2015